Cuba: Día Mundial de Población aboga por derechos humanos

Celebró Cuba ayer, Día Mundial de Población, con el lema “la planificación es un derecho humano”, en la sede del capitalino Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

A este encuentro, coordinado por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) en la Isla, participaron académicos, investigadores, periodistas y decisores de diversas organizaciones. Las palabras centrales estuvieron a cargo del Sr. Rafael Cuesta, coordinador internacional del Programa de UNFPA en el país, quien resaltó que hace “cincuenta años se declaró la planificación familiar como un derecho en la Conferencia Internacional de Derechos Humanos, en Teherán en 1968”.

Acto seguido, el panel sobre planificación familiar reunió a expertos de diferentes disciplinas para dialogar acerca de los desafíos que el país enfrenta para la protección y amparo de este derecho. El doctor Gabino Arman Alessandrini trajo a colación el acceso de adolescentes y jóvenes a los métodos anticonceptivos.

La investigadora del Centro de Estudios Demográficos (CEDEM) Matilde Molina expuso sobre cómo las brechas de género afectan con mayor fuerza a las mujeres adolescentes a la hora de planificar su familia y la cantidad de hijos, dentro de la pareja. Por su parte, la MsC. Raida Semanat, del Centro de Estudio sobre Juventud (CESJ), destacó que las adolescentes reciben más información sobre salud sexual y reproductiva que sus congéneres varones.

La jurista Mayrelis Estrada Chacón se refirió a la ausencia conceptual que existe sobre qué entender como derechos sexuales y reproductivos, lo cual limita el alcance de las regulaciones existentes en el país. Además reveló  cómo la normativa cubana posee profundos sesgos de género.

Para finalizar, la periodista Lisandra Fariñas aseveró que “un buen proyecto de planificación familiar en los medios, debe contar con un buen proyecto político,” al abordar los desafíos de la comunicación sobre la planificación familiar. La también coordinadora de la Cátedra de Periodismo y Demografía de esa casa de altos estudios, requirió sobre la formación profesional en género, para el mejor tratamiento de estos temas.

Asimismo en su intervención instó a pensar en el derecho de conformar familias de las personas con identidades no heteronormativas y capacidades diferentes, a las cuales tienen grandes barreras para acceder a los servicios de salud en Cuba ya que son universales y gratuitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*.


*