Por una comunicación para todas las personas

Los programas humorísticos que denigran a la mujer y la circulación por vías alternativas de productos comunicativos profundamente sexistas y discriminatorios están entre los elementos que obstaculizan el camino de una comunicación respetuosa de todas las personas y con perspectiva de género, aseguró ayer Isabel Moya, directora de la Editorial de la Mujer durante el primer encuentro del curso de postgrado “Género, Derecho y Medios de Comunicación”, organizado por la Unión Nacional de Juristas de Cuba.

Moya destacó además otros aspectos del trabajo de los medios que demandan atención tales como la ausencia de expresiones variadas de lo masculino y lo femenino y el tratamiento poco consistente de las múltiples orientaciones sexuales e identidades de género, dimensiones  imprescindibles para comprender a la sociedad en su amplia diversidad.

Durante el encuentro, quienes asistieron conocieron también sobre el papel de los medios en la construcción del imaginario social, su condición de espacios reproductores del poder hegemónico, algunos de sus modos de funcionamiento y su impacto en la conformación de estereotipos violentos y discriminatorios.

El programa del curso, que sesionará hasta el viernes 7 de julio, prevé debates sobre diferentes temáticas entre las que se incluyen los derechos sexuales, la transformación social y la Construcción mediática de la masculinidad.

Según Yamila González, presidenta de la UNJC, el objetivo de este espacio de postgrado consiste en la reflexión sobre las acciones jurídicas que pudieran ejecutarse para contener expresiones simbólicamente violentas, ante la carencia de las normas necesarias para este propósito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*.


*