La inadecuada educación es un riesgo para la salud sexual

Quienes participaron en la sesión científica de esta semana, sobre los protocolos de atención del Programa Nacional de Salud Sexual (PROCUS) coincidieron en que la inadecuada educación en sexualidad es uno de los factores que inciden en la aparición de malestares como la eyaculación precoz, la disfunción eréctil y los trastornos del orgasmo femenino.

Las especialistas que dirigieron el debate aseguraron que existen otros factores de riesgo tales como el alcoholismo, la vida sedentaria, los conflictos de pareja, las creencias religiosas, condiciones psicológicas entre las que se incluyen la ansiedad y la depresión y hasta las dificultades de viviendas.

Insistieron además en que diferentes padecimientos como la hipertensión arterial, las cardiopatías y la diabetes mellitus también impactan de manera negativa el desarrollo de la salud sexual.

Sobre la eyaculación precoz, la Dra. Yamira Puentes explicó que existe cuando convergen algunos elementos esenciales: un tiempo de latencia eyaculatoria de un minuto o menos después de la penetración, la imposibilidad de retardar la respuesta eyaculatoria y la presencia de distress para el individuo, su pareja o ambos.

En cuanto a la disfunción eréctil, la Dra. Elvia de Dios Blanco la describió como la incapacidad en el hombre para lograr y­­­­ /o mantener una erección que le permita ejercer una función sexual operativa por un período de al menos tres meses y que ocurre cuando se ejerce la función sexual tanto solo como en pareja.

Para las mujeres el trastorno orgásmico femenino, se caracteriza por la  dificultad  en experimentar orgasmo y por una intensidad marcadamente reducida  de las sensaciones orgásmicas después de una fase de excitación sexual normal, estableció la Dra. María del Carmen Vizcaíno.

Durante la sesión, se concluyó que es importante homogeneizar y esclarecer cada uno de los protocolos de atención, para que el personal encargado de tratar estos malestares sepa cómo actuar en cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*.


*