En la búsqueda de los derechos el camino no es dividir sino sumar personas

Sobre la necesidad de conformar una conciencia verdaderamente universal e inclusiva, en la que la diversidad sexual dialogue con otras formas de ser diversos como la religión y el color de la piel, intercambiaron estudiantes, profesores, activistas y especialistas del Centro Nacional de Educación Sexual durante el encuentro este martes en la Universidad Central.

Según el profesor Ernesto Gómez Cangas, de la Facultad de Humanidades, sea cual sea el grupo con el que se trabaje, no solamente las personas LGBT, se puede crear el problema de la auto-diferenciación y por tanto el distanciamiento con el resto de la sociedad.

Al decir de la Dra.C Mariela Castro Espín, quien coincidió con la perspectiva del joven docente, desde que el CENESEX comenzó a trabajar estos temas evitó el enfoque de re-victimizar segregando la problemática, una tendencia que ha podido encontrar en otros países y movimientos que defienden los derechos LGBT.

Recordó como en los propios Estados Unidos, cuna de muchas de las batallas de esta población, las “luchas gays” estuvieron encabezadas por líderes de formación marxista que buscaron su vínculo con otras luchas de libertades civiles protagonizadas por movimientos feministas y antirraciales, por ejemplo.

En muchos países durante los Gay Pride se juntan fuerzas de izquierda para visibilizar problemáticas y hacer avanzar diferentes metas, comentó, e insistió en que las alianzas también están atravesadas por la condición de clases sociales que comparten estos movimientos.

“Las formas de discriminación y exclusión social están todas muy relacionadas y son ejercicios de poder de un grupo sobre otro”, aseguró la también Diputada de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Para el MSc. Manuel Vázquez Seijido lo óptimo sería que no existiera la necesidad de enfatizar sobre las diferencias, sin embargo “las propias dinámicas políticas han demostrado desde hace muchos años que es preciso llamar la atención sobre determinados grupos sociales que históricamente han sido vulnerados”.

No obstante, coincidió en que no se trata de evitar las fórmulas generales como el principio de igualdad recogido en la Constitución Cubana, sino de sumarle a esos universales otros elementos que permitan entender las particularidades y necesidades de determinados grupos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*.


*