Violencia: entre políticas y acciones concretas

Con un tributo a Fidel Castro Ruz y Vilma Espín Guillois, lideresa eterna de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), abrió el panel “Desafíos actuales en la lucha contra la Violencia hacia las Mujeres y las Niñas”, organizado por el Centro Oscar Arnulfo Romero (OAR), como continuidad y cierre de las acciones desarrolladas dentro de la Campaña “Eres Más”.

Dicha mesa la compuso Gabriel Coderch, director de la OAR, Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), Sara Más Frías, periodista del Servicio de Noticias de la Mujer de Latinoamérica y el Caribe (SEMLAC), Arlín Pérez Duharte, profesora de Derecho de la Universidad de La Habana y Teresa Hernández Morejón, secretaria de la Esfera Ideológica de las FMC.

La funcionaria aseguró que, aunque existe la presencia femenina en los diferentes espacios de la sociedad cubana, aún persiste la violencia hacia este sector vital de nuestra población y, agregó que desde la organización están conscientes de ello.

“La Violencia de Género constituye un asunto para atender permanente, no de jornada en jornada. Falta constancia e interseccionalidad en el tratamiento de esta problemática”, apuntó.

Sara Más reflexionó, con su intervención, sobre el papel que desempeñan los medios de difusión masiva en la corrección de actitudes violentas entre las personas y el desmontaje de mitos y tabúes, instaurados en la sociedad.

“Actualmente contamos con pocos canales y programas en la televisión que toquen la temática de manera sistemática y desde un mismo enfoque. No sirve de nada una serie televisiva como Rompiendo el silencio, cada noche de martes, si luego, por ejemplo, se muestran videos clips donde aparece la mujer como objeto de deseo”, explicó.

Por su parte, Cordech, comparó la realidad cubana con la de otros países del continente como México o El Salvador,  donde los índices de violencia resultan mucho mayores, y a su vez, invitó al empoderamiento femenino que tribute a la transformación masculina.

Mientras que Pérez Duharte llamó la atención acerca de la necesidad de usar la herramienta del Derecho Penal con cautela pues “las leyes están llamadas a  proteger a los ciudadanos y ciudadanas, no a causarles nuevas inseguridades”.

La abogada señaló como desafíos, desde lo legislativo, la revisión exhaustiva  de las formas en que están dispuestas algunas sanciones, el incremento de la cultura jurídica de la población y la necesidad de construir una normativa para la prevención de la violencia sin que interfiera con la normativa vigente.

Poca sistematicidad y fragmentación de esfuerzos en el abordaje de la temática, así como insuficiente preparación del personal destinado a la resolución de estos problemas, fueron otros elementos señalados a partir del debate acontecido en el capitalino Hotel Nacional de Cuba.

Un intercambio que concluyó con la psiquiatra Ada C. Alfonso, especialista del Departamento de Docencia e Investigación del CENESEX, quien acotó: “Desde hace mucho identificamos el problema, ahora toca colocarlo en el centro y solucionarlo mediante acciones concretas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados*.


*